Si tienes mascota y te vas a mudar próximamente o lo estás valorando, este post te interesa. Hoy abordaremos un tema que preocupa y mucho a quienes conviven con sus mascotas en casa.

¿Cómo hacer una mudanza con mascotas?

Si para las personas una mudanza ya resulta un proceso estresante de primeras, para nuestras mascotas va a ser exactamente igual. Los animales domésticos están muy acostumbrados a establecer rutinas y costumbres, que sean repetitivas porque les ayuda a sentirse tranquilos y felices. Es por eso que, cualquier cambio importante en esta planificación puede suponer un estrés en su día a día ocasionando, en el peor de los casos, algún trastorno del comportamiento. 

Pero no te preocupes, existen algunas técnicas y consejos que te pueden venir muy bien si quieres hacer un cambio de casa cómodo para tu compañero peludo y para ti, y en este post te contaremos algunas claves importantes.

Consejos para una mudanza con mascotas. 

1. Evita que esté cerca del ajetreo. El día de la mudanza, trata de tener a tu mascota lo más aislada posible del ruido, los movimientos de muebles, el vaciado de armarios, etc. No lo hagas de manera exagerada pero sí trata de mantenerlo en un entorno tranquilo.

2. Da paseos con tu perro por la nueva zona días antes. Si tienes la posibilidad, es muy aconsejable que podamos llevar a nuestra mascota a visitar su nuevo entorno. En el caso de los perros, pasear con él por lo que serán sus nuevos espacios habituales de ocio será muy bueno para él y le ayudará en su adaptación. 

3. Comparte ratos con él en la nueva vivienda. Procura tener acceso a tu nueva vivienda unos días antes de la mudanza. Eso te servirá para revisar el espacio, medir, calcular el reparto de muebles y espacios y organizarte. Pero además, intenta compartir tiempo con tu mascota en este nuevo inmueble para que pueda empezar a familiarizarse con los nuevos olores, espacios y así vaya entendiendo el cambio.

4. Traslada a tu mascota al final de la mudanza. Espera hasta que todo esté preparado en tu nueva vivienda. No le lleves contigo hasta que el espacio ya esté preparado para que no conviva en un entorno de mucho trajín. Será un paso importante para su tranquilidad y adaptación. 

5. Mantén sus rutinas y horarios todo lo posible. Respetar la que era su monotonía en la nueva casa también es de gran ayuda para tu mascota. Los horarios de paseo, de juego, de alimentación, etc., son importantes para tu compañero y tratar de adaptarnos a ellos y mantenerlos en la medida de lo posible también facilitará su entendimiento de la situación. 

6. Confía en una empresa de mudanzas. Hacer la mudanza con profesionales te ayudará a ganar tiempo, organizarte mejor, restar preocupaciones y facilitar el proceso. La velocidad de traslado y el poder evitarte viajes innecesarios con tu propio vehículo, es una de las claves para que te puedas centrar en tu mascota. Además, tendrás tus muebles montados y ubicados en su lugar para que (siguiendo el paso 4) puedas llegar a tu nuevo hogar con tu mascota y enseñarle paso a paso y con calma su nuevo espacio. 

En Mudanzas Rojals estamos a tu disposición para ayudarte en todo el proceso. Puedes contactarnos sin ningún tipo de compromiso aquí.