El día que te planteas por primera vez la posibilidad de vivir solo, sabes que vas a dar un paso importante en tu vida. Y no cabe duda de que es así. 

No se trata de un cambio pequeño en la vida de una persona que vive en compañía de la familia o compartiendo piso con amigos o conocidos. Pasar a ser totalmente independiente implica un giro de 360 grados en la vida de una persona, y tiene asociados unos cambios en el día a día que se tienen que tener en cuenta. Tareas del hogar, gastos que no tenías, mayor libertad, nuevas obligaciones, más tiempo para ti. 

Por eso, si te lo estás planteando y esta va a ser la primera vez, es posible que necesites recabar información con todo aquello que debes tener en cuenta a la hora de mudarte a un nuevo hogar.

Cinco consejos para vivir solo.

En este post te contamos 5 tips para vivir solo que deberás tener en cuenta antes de tomar la decisión final y que seguro serán de ayuda. 

1. Ten en cuenta los gastos. Este paso implica ser bastante “pesimista” a la hora de hacer la previsión. Ya dice el dicho “espera lo mejor pero prepárate para lo peor”. En este caso -sin pasarnos de negativos- debemos ser generosos en el cálculo de los gastos que podemos tener de forma recurrente. Y además, ser previsores con las situaciones que puedan darse de forma puntual, sin que nos suponga un sobrecoste que no podamos asumir.

empresa-de-mudanzas-en-mallorca

2. Elige el lugar perfecto sin prisas. A la hora de decidirte por tu nuevo hogar, además del presupuesto que puedes asumir, te recomendamos que no seas impulsivo con la elección final. Dedicar el tiempo suficiente a mirar, valorar y comparar te ayudará a elegir mejor y hacer que tu elección sea una buena decisión a largo plazo.

3. Cuéntate la verdad con los ingresos. Igual que somos conservadores con los gastos, debemos serlo también con los ingresos. Valora los ingresos que se producen de forma recurrente y, a poder ser, nuestros ahorros o fondos personales deberían quedar siempre al margen para poder estar tranquilos económicamente.

4. Asegúrate de lo que firmas. En caso de que te vayas de alquiler, ten muy en cuenta la “letra pequeña” de todo lo que firmas. Al ser la primera vez, es posible que tengas dudas o que no tengas claros algunos aspectos en materia de suministros, contratos, etc. Sé cuidadoso y busca consejo en caso de que lo necesites para evitar problemas en el futuro. 

5. Organiza y anota todo lo que necesitas. Antes de mudarte, es aconsejable que tengas claro todo lo que vas a necesitar en tu nuevo hogar, lo que se viene contigo y lo que no. Hacer una mudanza es siempre una tarea menos estresante cuando está bien organizada. Por eso, ten en cuenta también contar con una empresa de mudanzas que te ayude a realizar todo el proceso de forma rápida y segura para empezar esta nueva andadura. 

En Casa Rojals podemos ayudarte. Si necesitas un presupuesto para tu mudanza o que te ayudemos en este proceso, puedes contactarnos aquí sin ningún compromiso.